La importancia de creer en lo que hacemos

Encuentra tus sueños, planifica, divídelo en pequeñas metas, céntrate en el presente y cree en lo que haces.

Hoy os hablamos de lo importante de creer en lo que hacemos. Tanto en la vida como en la bolsa y fundamentado con buenos pilares, bien analizados, sólidos en el tiempo y sobre todo propios. Si no tiene una buena base y un buen rumbo, entonces caeremos en creer en lo que hacen unos y otros, como un barco a la deriva.

Todo esto empieza por conocerse. De este tema tuvimos la ocasión de hablar en un artículo que publicamos cuyo título fue: Conócete! Cada persona tiene una forma de invertir. Descubre la tuya.

Conocerse implica indagar cuáles son nuestros verdaderos sueños, para lo que estamos hechos, qué es lo que se nos da bien, en qué dedicamos nuestro tiempo libre, etc. De aquí sacaremos nuestros objetivos. En este punto cabe dedicar el tiempo que sea necesario. Ir de lo general a lo concreto, cuanto más definido y claro tanto mejor. Escribámoslo y pongámoslo en un lugar donde lo veamos todos los días.

Una vez fijados objetivos, hagamos un buen diagnóstico de la situación en la que nos encontramos y empecemos a planificar. Dividir esos objetivos ambiciosos en metas a corto plazo más fáciles de cumplir. Una de las máximas de Julio Cesar fue: “divide et impera” (divide y vencerás).

Una vez dicho esto, cree en lo que haces y no te dejes llevar. Marca el rumbo y no te disperses. Es fácil de decir pero es difícil no caer en la dispersión por la cantidad de estímulos externos que en cada momento nos encontramos. Aquí lo importante es el carácter y la personalidad. Trabajar estos dos aspectos nos ayudará.

Esto es básico cuando hablamos de Bolsa. Una vez que sepamos lo que queremos debemos seguirlo. En bolsa estamos continuamente expuestos a información sesgada, damos demasiada importancia a la última noticia o a la opiniones ajenas tal como publicamos en al artículo Mecanismos psicológicos que intervienen en la toma de decisiones de inversión .

Esto nos puede hacer que cuando tenemos que comprar vendamos y cuando tenemos que vender compremos. Nos puede llevar a que permanezcamos en un valor cuando tenemos que salirnos inmediatamente. Nos puede hacer que vendamos antes de la cuenta, porque ya hemos ganado un poco y no somos capaces de aguantar para ganar más.

¿Cómo lo solucionamos? Nosotros os decimos cómo lo hacemos, os hablamos desde nuestra experiencia.

  1. Palpar las empresas, conocer de primera mano que hacen, quién, cómo, por qué, el qué, quiénes lo compran, dónde, etc. Cuestionarnos todo.
  2. Conocer lo máximo de las empresas que compramos. Documentarse y estar informado de todo lo que pasa en estas sociedades.
  3. Conocer en qué valores invierten los mejores analistas, los fondos de inversión que baten constantemente al mercado. Suelen ser los mismos quienes consiguen excelentes resultados un año tras otro.
  4. Escribir Todo, lo positivo y lo negativo y tenerlo en un documento. En Argosinvestment disponemos de una ficha de cada acción donde hacemos esto.
  5. Formarse, pero sobre todo leer y sacar tus propias conclusiones.
  6. Rodéate de gente que sabe, y que tiene conocimientos. En nuestro caso es fácil ya que es lo que nos gusta y se identifican mucho con nosotros. Si no es tu pasión ten al menos alguien de confianza que te ayude.

Una vez hecho esto, selecciona tus acciones. Es fundamental que lo decidas tú y que queden por escrito, tanto las acciones como las razones. En el caso de Argosinvestment las seleccionadas son las Acciones Hespérides.

Ahora viene lo complicado. Una vez que tenemos las mejores acciones seleccionadas por unas razones objetivas es cuando hacemos su seguimiento y aprovechamos un buen momento para comprar.

Como es obvio, compremos lo más barato que sea posible. Un inversor de corto plazo no lo vería tan obvio ya que suele comprar cuando el precio sube rompiendo resistencias. Como nuestra filosofía no es esta sino que es la de largo plazo, pues compremos con el mayor descuento posible.

Lo siguiente es saber cómo gestionarlo. Pues bien, ya tenemos lo más importante que son las acciones seleccionadas.

A partir de ahora todo se reduce a tres decisiones: comprar, vender o mantener. Es más simple que la gran diversidad de decisiones a tomar en las empresas: laborales, de producto, marketing, comerciales, mercados, etc, etc. En bolsa se reduce  a tres posibilidades, a dos botones, que son comprar o vender.  De nuestro acierto dependerá el futuro por lo que lo debemos de hacer bien.

El día a día nos dará noticias de todo tipo, macroeconómico, microeconómico, de la empresa, etc. Será una lluvia de informaciones. En Argosinvestment hemos puesto a disposición de nuestros lectores el Portal de Información Bursátil donde nos ofrece varias vías de información. Debemos seleccionar nuestras fuentes y estar al día. Pero es importante entender que estar al día no implica que debamos hacer operaciones de compra y venta continuamente porque no por ello vas a ganar más.

Y tengamos en cuenta que más que las informaciones debemos hacer caso a nuestras percepciones. En muestro caso por ejemplo cuando vamos a una nueva tienda de Zara y vemos que está llena y hay colas para pagar nos hace pensar que las ventas de Inditex crecerán.

Teniendo esta selección clara, entonces compremos aprovechando bajadas (noticias pesimistas) y vendamos cuando está en zona de resistencia (noticias eufóricas). Estemos tranquilos y creamos en nosotros, el principal trabajo está hecho.

Ahora bien, tengamos presente que es difícil acertar lo que hará la bolsa en el corto plazo pero en cambio, es más fácil de saber qué es lo que hará a medio o largo plazo. ¿A qué es más difícil de prever si el Ibex va a subir o bajar en las próximas 24 horas que lo que hará en 1 año?  A corto plazo la bolsa se asemeja más a un  juego de lotería. En cambio a medio o largo plazo impera la lógica. Nuestro blog está orientado a ese horizonte de inversión de medio o largo plazo.

En nuestras decisiones de inversión cabe tener especial cuidado con la última noticia o por algún comentario de alguien. El pasado lunes por ejemplo salió una noticia en primera plana de los periódicos económicos porque César Alierta, el expresidente de la que fue la principal empresa del país, y el que se le considera el Warren Buffet español Francisco Paramés habían invertido en Ezentis. Es fácil dejarnos llevar y comprar rápido, ¿quién  mejor que ellos para saber dónde invertir? Pues bien, nuestra experiencia nos dice que no es bueno apresurarse, sino tomar decisiones bien estudiadas, considerando Todos los aspectos y teniendo paciencia para  encontrar el mejor momento. De hecho, Ezentis estuvo bajando toda la semana.

Debemos sobre todo creer en nosotros mismos y en lo que hacemos. Esto no quiere decir que no tengamos en cuenta esa última noticia o ese comentario sino que lo pongamos en contexto y lo consideremos dentro del Todo evitando que una información sesgada nos eche por la borda lo analizado y en lo que creemos.

En nuestro caso, cuando hay una noticia de una empresa, lo leemos, analizamos y si es relevante lo escribimos en la ficha de la acción correspondiente como positivo o como negativo. A continuación leemos completa la ficha, de arriba abajo y tomamos la decisión correspondiente.

El error más común es apresurarnos a tomar decisiones por una noticia o un dato puntual. Es a lo que nos lleva nuestra naturaleza humana, nuestro instinto de protección. Controlar esto es una de nuestras máximas. Tomemos decisiones no por un hecho aislado sino porque ha cambiado el fondo.

Si tenemos los deberes bien hechos, comprobamos que las razones de fondo no han cambiado y siguen siendo muy positivas, podemos aprovechar una bajada de cotización debida a una noticia negativa puntual para comprar, reforzando nuestra posición en el valor. Y también procedemos así a la inversa como a continuación exponemos.

Un ejemplo que ya nos han comentado varios lectores fue Gamesa. Esta empresa siempre ha sido Acción Hespérides y la hemos tenido en cartera desde hace 5 años. La revaloración ha sido en este tiempo nada menos que un 787%, de hecho ha sido la mayor del Ibex en este periodo.

En el pasado mes de mayo todas las noticias eran muy positivas, la alemana Siemens compraba Gamesa y las sinergias que esto provocaba solo traía que noticias positivas.

Pues bien, el pasado 21 de mayo anunciábamos que Gamesa salía de las selección de Acciones Hespérides dado que la venta a Siemens suponía entre otras cosas la salida de la junta directiva de Gamesa, que tan bien lo había hecho. La incertidumbre que se avecinaba era grande, tanto a nivel de cambios en la empresa (posibles eres, etc) como la incertidumbre que Donald Trump suponía por su aversión a las energías renovables entre otros puntos. Por último, la competencia se había incrementado notablemente.

Cuando actualizamos la ficha vimos que las razones por las que habíamos comprado ya no estaban y desconocíamos como iba a evolucionar. Por ello, decidimos sacarla de la selección de Acciones Hespérides y vender. Casualmente ha bajado desde entonces más de un 35% (en menos de 3 meses).

grafico gamesa
Gráfico de 5 años de Gamesa

 

Como conclusión: Creamos en nosotros, saquemos carácter y no nos dispersemos por los estímulos externos. Entrenemos para conseguirlo.