Gamesa, hasta pronto

Gamesa es un valor que nos ha dado muchas alegrías y nos ha aportado mucho en los últimos años. No obstante, no hay que encapricharse de las acciones, pues sería  un error. En el caso de Gamesa, pensamos que el pescado está vendido después de la compra por parte de Siemens el pasado mes de abril. Conviene mantenerse al margen dado que ahora procede un momento de incertidumbres y de cambios.

Por de pronto, ya han destituido al presidente que hizo grande a Gamesa, Ignacio Martín, y como es lógico se está cambiando toda la junta directiva. Lo siguiente será la plantilla; podría haber eres, etc, etc. Hoy cambian el año fiscal y podría llegar a posponerse el pago del próximo dividendo.

Habrá que tener en cuenta muy especialmente los gastos de la fusión sobre los que tendrán que decidir si se incluyen como gastos (pérdidas) de este ejercicio solamente, o si se difieren y se amortizan en varios ejercicios futuros. De esto dependerá entre otras cosas el pago del dividendo.

Un tema importante es la captación de pedidos nuevos, y ahí se la está viendo más parada.  Hoy mismo se le adjudicaba una muy pequeña parte del pastel que el Ministerio de Fomento ha subastado de energías límpias.

Hemos buscado a través de internet e incluso en su página de información al accionista y la verdad es que cuesta encontrar nuevos contratos de Gamesa después de la fusión, cuando antaño era el día a día. Por ello consideramos que es prudente esperar a ver cómo recoge el mercado a la nueva empresa.

Por otro lado, nos sorprende algún dato negativo que se está viendo en las últimas semanas, como la recién bajada reputacional de Gamesa, donde junto con Banco Popular son las dos empresas que más bajan.

Desde que se hizo efectivo la compra han vendido prácticamente toda su autocartera de acciones propias, por lo que hay un efecto dilución que no beneficia al accionista.

Dicho esto, tenemos que decir que la empresa es muy potente y prueba de ello, en el primer trimestre de 2017 ganó 100 millones de euros, un 39,4% más que en el mismo periodo de un año antes. Hasta la fusión es esto a lo que Gamesa nos tenía acostumbrados. Estemos pendientes para que esto continúe después de la compra.

Por todo ello, desde aquí consideramos que hay que darle tiempo porque Gamesa es una gran empresa y sabrán hacerlo bien. De este modo, aunque Gamesa sale del grupo de selección de Acciones Hespérides creadas en este blog, esto es un hasta luego ya que la dejamos como candidata a volver al club, una vez se consolide la compra y se confirmen resultados.