Conócete! Cada persona tiene una forma de invertir. Descubre la tuya.

Como todo en la vida, no hay inversiones buenas ni malas, sino inversiones que se adaptan mejor a unas personas o a otras. Al igual que  no hay dos personas iguales, no hay dos inversores iguales.

Todos tenemos nuestra verdad y buscamos la verdad suprema o la respuesta definitiva a nuestras preguntas. Lo cierto es que hay infinidad de respuestas y cuanto más indaguemos, mejor encaminados estaremos.

Lo importante es que busquemos nuestra verdad y dejemos de ser manipulados. A veces nos dejamos llevar por lo fácil, por opiniones ajenas, un artículo de un periódico o un acontecimiento puntual que nos lleva a tomar decisiones precipitadas. En el fondo, nuestras decisiones están condicionadas por nuestros miedos que en ocasiones nos hacen desconfiar de nosotros mismos.

En la operativa Mifid se pone a disposición de los ciudadanos un cuestionario donde se indica su nivel de riesgos y se le asigna un perfil. A la mayor parte les sale muy conservador y eso indica que solo inviertan en depósitos respaldados por el Frob. Estos, con los tipos de interés actuales cercanos a 0%, pueden llegar a generar pérdidas de poder adquisitivo.

Invertir en depósitos es lo fácil pero quizá no siempre es lo más eficiente. Existen otros tipos de inversión como inmobiliario, fondos de inversión, sicav, renta fija, acciones, etfs, cfds, etc.  Las finanzas deberían ocupar un tiempo en cada uno de nosotros, y conocer qué tipos de inversiones tenemos a nuestra disposición y cuál es el que más se adapta a nosotros.

Es importante tener conocimientos básicos de economía pero todavía más importante conocernos. Cuando digo conocernos es ser conscientes de qué señales estamos recibiendo del exterior e interpretarlas.

A nuestro alrededor pasan cosas.  Por ejemplo, no es necesario que nos diga ningún experto que Inditex es buena inversión, lo estamos viendo, cada vez tienen más tiendas, vemos bolsas de Zara por doquier, copan los mejores lugares y centros comerciales y comprobamos que sus establecimientos siempre están llenos.  Otro ejemplo que entendemos todos es la factura de gas natural, vemos que las tarifas han subido y además que se ha alargado el invierno. No es casualidad que te fijes en la cotización de Gas Natural y compruebes que no hace más que subir. Otro ejemplo flagrante es ver cómo cada vez hay más coches en las autopistas españolas y comprobar que la cotización de Abertis está en constante aumento.

El mundo de las acciones es lo amplio que queramos. Si queremos asumir poco riesgo y rentabilidades por dividendo del 5%, podemos investigar empresas concesionarias o eléctricas. Si creemos que el turismo en España irá muy bien, invirtamos en Aena, IAG, Amadeus, etc.  Si nos gusta una empresa sin deudas consideremos invertir en Inditex, BME o Técnicas Reunidas, cada una con sus particulares.

Si nuestra decisión es invertir directamente en acciones, ¿por qué no centrarnos en una cartera con pocas acciones y saber más y más de estas empresas? Iremos quitando incertidumbres y reduciendo riesgos cuanto más las conozcamos, cuantas más preguntas nos hagamos sobre todo lo que le puede influir. Seleccionar bien las acciones considerando todo lo que se nos ocurra. Por ejemplo, es más difícil saber de una empresa que está en  EE.UU. que otra a la que está a la vuelta de la esquina y conocemos a sus empleados.

Cuando compramos un coche sabemos qué tipo queremos, miramos la potencia, el espacio, color, marca, y sobre todo… el precio. Pues en acciones es lo mismo.

Basta ya de anteponer las opiniones de otros frente a la nuestra. Si nos equivocamos, por lo menos nos equivocamos nosotros. Nadie nos ha demostrado ser mejor que nosotros. Toma las riendas de tus inversiones.

Mi consejo es que elijas bien tus acciones y cuides de ellas. Elije bien tus pollitos y cuida de ellos.

2 opiniones en “Conócete! Cada persona tiene una forma de invertir. Descubre la tuya.”

  1. Buen acierto con esta entrada, que en mi opinión, puede animar a aquellos que no están tan seguros de invertir porque piensan que el riesgo siempre es alto.

    1. Vivimos en un mundo de riesgo y cada uno tiene que tomar sus decisiones asumiéndolo.

      Lo importante es conocer mucho donde invertimos. Nadie tiene la bola mágica pero hay que diferenciar dos cosas: 1. Comprar algo sin conocer es como jugársela o ir al casino, 2. Saber lo que compramos es invertir

Comentarios cerrados.